Ladybird

La escala pentatónica, como su propio nombre indica, está compuesta por cinco tonos o notas. Se ha utilizado en muchas culturas musicales, sobre todo en Oriente y en África. En la música popular europea también hay ejemplos de melodías que utilizan la escala pentatónica. En el sigo XX, el jazz y el rock han hecho uso de esta escala de forma muy habitual.

La fórmula interválica de la escala pentatónica mayor es 1 2 3 5 6.

En Do Mayor, una forma muy sencilla de construirla es evitando las notas FA y SI de la escala diatónica mayor. 


Otra forma de conseguir una escala pentatónica es tocando las teclas negras de un piano, entre las que se producen las mismas distancias interválicas que hemos señalado antes.


La escala pentatónica funciona muy bien para improvisar porque, al carecer de grados a distancia de semitono, no hay que tener en cuenta la nota sensible, la dominante o la tónica, como ocurre cuando se improvisa sobre una escala diatónica mayor.

¿Improvisamos?

Comentarios